Averías con diferenciales

Cuando aparece una avería eléctrica es fundamental dar todos los datos lo más completos posibles al electricista para que pueda averiguar cuál es el problema. Entre estos datos se encuentran la hora en la que se ha producido el problema, condiciones atmosféricas y condiciones eléctricas de la casa, especificando los electrodomésticos que se encontraban enchufados en el momento por ejemplo.

Cuando existe un problema de este tipo lo primero que hay que hacer es quitar el interruptor diferencial y sustituirlo por uno superinmunizado. Este diferencial se puede encontrar a partir de 80 euros más iva aproximadamente y es importante comprobar que en el mismo pone “SI” ya que se han visto casos en los que el dueño de la vivienda creía que el diferencial era de ese tipo y resulta que no lo era.

Con el uso de este diferencial se puede determinar ni el salto se ha producido por una corriente de fuga elevada o por una perturbación eléctrica bien interna bien externa. Si es externa lo más probablel es que otra vivienda cercana se vea también afectada por saltos esporádicos aunque no siempre es así.

Los interruptores diferenciales rearmables se desaconseja su uso en viviendas habituales y se recomiendan solamente en segundas viviendas en los que se necesita una energía continua para que funcione por ejemplo la alarma. En una vivienda habitual lo más normal es intentar resolver el problema principal ya que los diferenciales rearmable resuelven la situación momentáneamente pero al final acaban resultando inútiles.

Cuando se ha comprobado que el salto no se debe a perturbaciones al poner el superinmunizado, el problema puede ser una derivación. Cuando llueve y aumenta la humedad o cuando hay agua en alguna parte de la instalación acumulada, el problema es fácil de diagnosticar, mucho más que si hay que abrir las cajas de registro, los interruptores o los enchufes para comprobar todo el cabelado y encontrar esa zona en la que existe humedad.

En cualquier caso la mayoría de los problemas que causan un salto de diferencial son debidos a una instalación eléctrica vieja que además no soportan la potencia de ciertoes electrodomésticos actuales tales como lavavajillas, hornos y vitrocerámicas.

En otras ocasiones son los mismos electrodomésticos los que cuentan con una derivación interna aunque el aparato esté apagado. Una prueba que puede realizarse es desconectar los circuitos que se encuentran relacionados con la cocina por ejemplo, mientras no se usan y comprobar si se siguen produciendo saltos.

En ambas situaciones la corriente de la derivación es normalmente constante y puede medirse con una pinza para detección de fugas que indicarña que corriente tiene cada circuito sin ninguna carga. Los diferenciales saltan la corriente de derivación se encuentra entre 15,5 y 18 mA en un dispositivo que esté en buen estado. Si se mide la corriente de fuga y cualquier circuito aporta 10 o 12 mA en corriente de derivación, ante cualquier perturbación es normal que se produzca un salto. Por eso lo mejor es que un electricista Valdemoro compruebe la derivación de todos los circuitos de la casa y vea si alguno destaca sobre los demás. A partir de este momento la avería se queda bastante acotada y solo será necesario realizar la búsqueda en el circuito defectuoso.

Una posible solución para evitar esta siutación es la instalación de un diferencial particular para este circuito para que cuando salte solo se pierda el servicio en él, y de esta manera se divide la corriente de derivación de la casa en diferentes diferenciales por lo que el salto será más improbable en cada uno de ellos. El electricista que vaya a reparar este tipo de averías debe estar especializado en las mismas y contará con un comprobador de diferenciales y una pinza de fugas de elevada sensibilidad.