Nuestro Blog

Instalar Una Pantalla Led Con Sensor De Movimiento Y Luminosidad

La tecnología avanza cada día a grandes pasos en cualquiera de los ámbitos, medicina, industrias, telecomunicaciones, entre otros, y la electricidad y sus elementos no se quedan atrás. Actualmente contamos con una diferente gama de productos modernos para la instalación eléctrica de nuestro hogar, entre ellos podemos destacar las pantallas LED con sensores que detectan la luminosidad y movimientos.

 

En el mercado existe una variedad enorme de pantallas led de diferentes marcas, entre ellas las más recomendadas son las que su consumo oscila entre los 40 watts ideales para utilizarlas en el hogar o en establecimientos comerciales. El sensor para movimiento más ideal para esta pantalla seria aquellos que posean un amplio alcance de detección capaces de soportar cargas de hasta 800 watts por si son requeridos. Para que la instalación de este tipo de iluminación sea lo más estético posible, se sugiere utilizar los sensores con sistema de microondas, ya que de esta manera podremos colocarlos ocultos por encima del falso techo, a diferencia de los sensores de movimiento infrarrojos, que necesitan de manera obligatoria ser colocados a vista de todos para que así puedan ejercer su función.

 

El elemento que terminara de complementar la instalación de nuestra pantalla led multifuncional es el sensor de luminosidad, este exquisito instrumento tiene como función principal el detectar los niveles de luminosidad del sitio donde se encuentre la pantalla led para aumentar los lúmenes de dicha pantalla LED cuando haya poca luz o por el contrario reducir la intensidad de la pantalla cuando exista una gran iluminación natural.

 

Pasos para la instalación:

 

Lo primero que debemos hacer es ubicar el esquema de la instalación eléctrica de donde vayamos a instalar la pantalla LED, ya sea nuestra vivienda o en local comercial. En realidad, no se requieren conocimientos muy profundos para entender un esquema eléctrico, pero si usted no comprende nada de lo que allí se representa, lo más aconsejable es que solicite el asesoramiento de un electricista capacitado.

 

Una vez tengamos el esquema de la instalación eléctrica, procederemos a encontrar el magnotérmico que controla el circuito de alumbrado. Hay que aclarar que al magnotérmico no vamos conectar directamente el detector de movimiento, lo que haremos será ubicar una línea de alumbrado que parta desde este y conectar allí nuestro dispositivo. Ahora bien, el magnotérmico del alumbrado es importante porque además de que nos guía para saber dónde hacer la conexión, también debemos antes todo desactivarlo para poder crear así un área de trabajo libre de tensión con lo cual no correremos el riesgo de sufrir algún percance muy peligroso con la temida electricidad.

 

En la línea de alumbrado nos encontraremos generalmente con tres tipos de cables, la fase de color marrón o negro, el neutro siempre azul y tierra que puede ser de color amarillo o verde. A estos tres coloridos cables debemos conectar en los terminales de entrada de nuestro detector de movimientos, respetando siempre el patrón de conexión, es decir, tierra con tierra, neutro con neutro y fase con fase.

 

Ahora bien, de nuestro detector de movimientos surgirán los tres cables por los terminales de salida para dirigirse hacia la pantalla LED; estos elementos de iluminación moderna poseen una entrada especial directa para el cable tierra, allí conectaremos nuestro cable tierra que emerge desde el detector.

 

Seguidamente, conectaremos la fase y el neutro del detector a la entrada de la pantalla. Muchas veces los terminales de salida del detector no cuentan con la leyenda de colores muy práctica para conocer qué tipo de cable es, no obstante, usted no se debe alarmar si no posee dichos colores, ya que en su reemplazo estarán las letras “N” para el neutro y la letra “L” para la fase y así usted podrá saber dónde realizar las pertinentes conexiones.

 

Con estos pasos que le aconsejo https://www.electricistasvaldemoro.es y que ya hemos realizado, si activáramos el magnotérmico suministrándole así tensión al circuito, se encendería nuestra fantástica pantalla LED mientras exista movimiento en la zona, demostrando así que la instalación que hemos realizado hasta ahora ha sido correcta. En estos momentos ya podemos graduar nuestro detector de movimientos con los botones que este posee, ajustando la cantidad de tiempo durante la cual la luz seguirá encendida mientras ya no haya movimientos en la zona.

 

Para finalizar solo nos restaría instalar el sensor de luminosidad, este no podremos colocarlo por encima del techo falso como lo hicimos con el detector, ya que requiere tener contacto directo con el lugar donde se instalará la lámpara LED. Es por ello que debemos realizar un pequeño agujero en el techo falso donde colocaremos el sensor, tratando de que dicho orificio quede lo más preciso al tamaño del sensor.

 

El sensor solo posee dos cables, los cuales convenientemente tienen el mismo color que la fase y el neutro que alimentan energéticamente a la pantalla, por ello su instalación resulta muy sencilla y solo deberemos conectar dichos cables siguiendo patrón color con su mismo color.

 

Tanto el sensor de lúmenes como el detector de movimientos poseen la capacidad de conectarse a múltiples pantallas led en paralelo y de este modo poder utilizar todas las lámparas que necesitemos con un mismo par de sensores. Ahora no que nada más que poner aprueba la instalación que hemos realizado de manera rápida y sencilla y disfrutar de las bondades de la tecnología en cuanto a sistemas de iluminación se refiere.

Consejos para resolver averías con diferenciales

Resulta fundamental una toma de datos exhaustiva para que exista la mayor cantidad de información posible cuando un instalador electricista Valdemoro investigue la avería. Entre los datos estará la hora del salto, las condiciones de la vivienda y los factores atmosféricos. El propietario de la vivienda no sabrá resolver el problema por sí mismo, por lo que será necesario pedir ayuda a un profesional electricista.

Lo primero que hay que hacer es reemplazar el interruptor diferencial por uno súper inmunizado, que puede costar en torno a 80/85 euros. Habrá que comprobar que el diferencial trae las siglas S.I., ya que hay casos donde el propietario de la casa creía que el diferencial era de esta clase sin serlo realmente. El diferencial súper inmunizado sirve para determinar si el salto tiene lugar por una elevada corriente de fuga o por una perturbación eléctrica externa o interna. Si la perturbación es externa, alguna otra vivienda cercana puede verse afectada por saltos esporádicos.

Los interruptores diferenciales rearmables no son muy aconsejables; es más normal intentar resolver el problema de base, pues con el paso del tiempo suele agravarse el problema. Los diferenciales rearmables resuelven el asunto durante un tiempo, pero después se vuelven inútiles. En cualquier caso, los dispositivos Gewiss son aceptables para cumplir su función.

Si el salto no se debe a perturbaciones en la corriente eléctrica, tras poner el súper inmunizado, el problema será una derivación. Cuando el problema se produce en situaciones de aumento de humedad es fácil de diagnosticar, pero difícil de resolver, habría que abrir todas las cajas de registro, enchufes e interruptores y revisar el cableado de la zona afectada para hallar el punto con humedad.

Muchos problemas de salto de diferencial se deben a una instalación eléctrica anticuada y mal conservada. La instalación eléctrica suele tener cables de sección pequeña que no aguantan las potencias de electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas, hornos o vitrocerámicas; por consiguiente, la instalación se deteriora, disminuye el aislamiento de los cables y crece la corriente de derivación.

 

Hay otras situaciones donde los propios electrodomésticos cuentan con una derivación interna, independientemente de que el aparato funcione o no. Muchos de los saltos tienen lugar de noche o cuando el inquilino está fuera de casa, por lo que sería conveniente probar a desconectar los circuitos relacionados con la cocina mientras no se estén utilizando para ver si se producen saltos. Para cualquier trabajo puede ponerse en contacto con electricistas autorizados San Sebastian de los Reyes

 

Las ventajas de contar con aislamiento térmico

Hoy en día la mayor parte de las personas saber que el aislamiento térmico es un punto clave para que toda la casa sea energéticamente eficiente. El estudio sobre las técnicas, las ventajas y los materiales de un excelente aislamiento térmico, han desarrollado una perfecta tecnología y la posibilidad de encontrarse con una gran variedad de aislamientos.

Nuestros electricistas autorizados Valdemoro le dan un ejemplo de mal aislante térmico es el metal en contraposición a otros materiales, ya queson conductores buenos del calor. Materiles como los morteros, el yeso o el ladrillo ofrecen una resistencia media térmica, mientras que las lanas minerales, de vidrio o de roca, junto con el papel usado, las espumas plásticas, ciertos vegetales como la paja o la lana de oveja, son los mejores aislantes.

En la actualidad se encuentra de moda también el eco aislamiento, es decir fachadas y azoteas verdes. Colocando un jardín vertical en tu fachada, las plantas van a actuar como un aislante térmico mejorando también la sostenibilidad ambiental, regenerando CO2 por O2.

Si se quieren conseguir mejoras energéticas importantes se debe realizar un aislamiento térmico en la envolvente del edificio, existiendo ya varias soluciones de este tipo en arquitectura para poder aislarlo, aunque los SATE resultan la manera mejor de hacerlo. De esta manera durante el invierno se reduce la pérdida de calor que se produce desde el interior al exterior, y en verano lo contrario, ya que el aislamiento térmico bloquea el calor que provine del exterior.

En definitiva, se debe cubrir la vivienda con un aislante térmico bueno ya que cuenta con numerosas ventajas como por ejemplo garantizar la comodidad de la misma manteniendo siempre la misma temperatura en ella independientemente de la que haya en el exterior. Disminuye la pérdida de calor y se aumenta la eficiencia energética ya que los edificios gastan más del 40% de la energía que se consume en el país, perdiéndos un 50% de la misma por los cerramientos opacos. Así mismo se reducen los gastos en un 30% en cuestión de aclimatación.

Averías con diferenciales

Cuando aparece una avería eléctrica es fundamental dar todos los datos lo más completos posibles al electricista para que pueda averiguar cuál es el problema. Entre estos datos se encuentran la hora en la que se ha producido el problema, condiciones atmosféricas y condiciones eléctricas de la casa, especificando los electrodomésticos que se encontraban enchufados en el momento por ejemplo.

Cuando existe un problema de este tipo lo primero que hay que hacer es quitar el interruptor diferencial y sustituirlo por uno superinmunizado. Este diferencial se puede encontrar a partir de 80 euros más iva aproximadamente y es importante comprobar que en el mismo pone “SI” ya que se han visto casos en los que el dueño de la vivienda creía que el diferencial era de ese tipo y resulta que no lo era.

Con el uso de este diferencial se puede determinar ni el salto se ha producido por una corriente de fuga elevada o por una perturbación eléctrica bien interna bien externa. Si es externa lo más probablel es que otra vivienda cercana se vea también afectada por saltos esporádicos aunque no siempre es así.

Los interruptores diferenciales rearmables se desaconseja su uso en viviendas habituales y se recomiendan solamente en segundas viviendas en los que se necesita una energía continua para que funcione por ejemplo la alarma. En una vivienda habitual lo más normal es intentar resolver el problema principal ya que los diferenciales rearmable resuelven la situación momentáneamente pero al final acaban resultando inútiles.

Cuando se ha comprobado que el salto no se debe a perturbaciones al poner el superinmunizado, el problema puede ser una derivación. Cuando llueve y aumenta la humedad o cuando hay agua en alguna parte de la instalación acumulada, el problema es fácil de diagnosticar, mucho más que si hay que abrir las cajas de registro, los interruptores o los enchufes para comprobar todo el cabelado y encontrar esa zona en la que existe humedad.

En cualquier caso la mayoría de los problemas que causan un salto de diferencial son debidos a una instalación eléctrica vieja que además no soportan la potencia de ciertoes electrodomésticos actuales tales como lavavajillas, hornos y vitrocerámicas.

En otras ocasiones son los mismos electrodomésticos los que cuentan con una derivación interna aunque el aparato esté apagado. Una prueba que puede realizarse es desconectar los circuitos que se encuentran relacionados con la cocina por ejemplo, mientras no se usan y comprobar si se siguen produciendo saltos.

En ambas situaciones la corriente de la derivación es normalmente constante y puede medirse con una pinza para detección de fugas que indicarña que corriente tiene cada circuito sin ninguna carga. Los diferenciales saltan la corriente de derivación se encuentra entre 15,5 y 18 mA en un dispositivo que esté en buen estado. Si se mide la corriente de fuga y cualquier circuito aporta 10 o 12 mA en corriente de derivación, ante cualquier perturbación es normal que se produzca un salto. Por eso lo mejor es que un electricista Valdemoro compruebe la derivación de todos los circuitos de la casa y vea si alguno destaca sobre los demás. A partir de este momento la avería se queda bastante acotada y solo será necesario realizar la búsqueda en el circuito defectuoso.

Una posible solución para evitar esta siutación es la instalación de un diferencial particular para este circuito para que cuando salte solo se pierda el servicio en él, y de esta manera se divide la corriente de derivación de la casa en diferentes diferenciales por lo que el salto será más improbable en cada uno de ellos. El electricista que vaya a reparar este tipo de averías debe estar especializado en las mismas y contará con un comprobador de diferenciales y una pinza de fugas de elevada sensibilidad.